Fracturas óseas

Una fractura se define como la discontinuidad del tejido óseo en sitios donde tendría que haber dicho tejido.

Aquí están los diferentes tipos de fracturas que pueden sufrir nuestros huesos y sus tratamientos.  Las fracturas se pueden clasificar según su exposición, su localización y la forma de la fracturas.

  • Según la exposición:

Fracturas expuestas: son fracturas en las que el hueso ha atravesado la piel. En este tipo de fracturas es muy común que se produzca algún tipo de infección.  En el link de abajo se muestra una fotografía de una fractura expuesta (esta fotografía  contiene una imagen que puede herir la sensiblidad de algunas personas). Foto

Fracturas simples o cerradas: son fracturas en las que el hueso no se desplaza lo suficiente como para atravesar la piel. El tratamiento de estas fracturas puede ir desde una inmovilización (escayola) hasta una operación quirúrgica para reducirlas.

Fractura cerrada de tibia y peroné

  • Según la localización:

Fracturas epifisiarias: son fracturas que se localizan en las epífisis de los huesos largos (la epífisis es la parte del hueso formada por tejido óseo esponjoso que se encuentra en los extremos de los huesos largos).

Fractura epifisiaria en el fémur

Fracturas diafisiarias: son fracturas que se localizan en las diáfisis de los huesos largos (la diáfisis es la parte del hueso formada por tejido óseo compacto que se encuentra en la parte central de los huesos largos).

Fractura diafisiaria en el húmero

Fracturas metafisiarias: son fracturas que se localizan en las metáfisis de los huesos largos (la metáfisis es la parte del hueso que se encuentra entre la diafísis y la epífisis y es la zona donde se localizan los cartílagos de crecimiento durante la niñez y la adolescencia).

Fractura metafisiaria en el radio

  • Según la forma:

Fractura transversal: es un tipo de fractura en la que el hueso se rompe en línea recta  como consecuencia de un golpe directo fuerte o por estrés (ver fractura por estrés).

Fractura transversal en el fémur

Fractura oblicua: es un tipo de fractura en la que el hueso se rompe en un ángulo respecto al eje longitudinal del hueso.

Fractura oblicua en la tibia

Fractura conminuta: es un tipo de fractura en la que el hueso se astilla en pequeños trozos causada por una fuerza muy grande como un accidente de coche.

Fractura conminuta

Fractura en tallo verde: es un tipo de fractura que suele ocurrir en niños en la cual el hueso se fractura sin llegar a partirse.

Fractura en tallo verde en el radio

  • Tratamientos:

Las fracturas se pueden tratar con métodos en los que no se requiera una intervención quirúrgica como ahora escayolar la zona afectada para conseguir la inmovilización.

Extremidad inferior escayolada

Sin embargo, también se pueden practicar tratamientos quirúrgicos como ahora:

La colocación de fijadores externos con los que se conseguirá tener los fragmentos del hueso roto fijos para así, facilitar la curación de la fractura.

Fijadores externos colocados en el radio

Fijador externo antes de ser colocado

También se pueden utilizar tornillos, clavos, placas de metal (estos no se ven, ya que la piel los tapa). Siempre sirven para inmovilizar la fractura.

Radiografía en la que se ven tornillos y placas fijando el húmero

2 Respuestas a “Fracturas óseas

  1. luis farias

    las imagenes son finas y bucan demostrar como on las fractura en el cuerpo

  2. doris rosero

    Deseo saber q cuidados se deben tener cuando se tiene colacado un fijador. Muy buena su pagina

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s